Imprimir a sangre

La terminología en mi gremio, el de los diseñadores gráficos, impresores, artes gráficas… es bien peculiar. Hace unos meses tenía un cliente que sonreía maravillado cuando yo decía que una imagen tenía que imprimirse “a sangre”, es decir, sin margen, que desborde la página. Otro ejemplo que le encantaba es el de la Caja Alta y la Caja Baja; así es como le llamamos a las mayúsculas y las minúsculas porque ahí es donde estaban las letras de plomo, perfectamente ordenados, las mayúsculas en la caja de arriba y las minúsculas en la caja baja. Lo cual nos trae a un personaje, ya extinto, que era el cajista, que iba juntando todas las letras de cada frase de cada libro cogiéndolas una a una de sus respectivos cajetines, pero, ojo, las componía de derecha a izquierda y en espejo, para después dejarlas de nuevo, una a una en sus pequeños cajetines… era algo espectacular.

Esta terminología daba perlas de poética política como ¿quiere usted su texto alineado a la izquierda o justificado? O frases indescriptibles, como las que se utilizan para visualizar todo un alfabeto; son frases que tienen que tener todas las letras del abecedario, por lo que suelen ser absurdas y/o geniales como mi favorita: Jovencillo emponzoñado de whisky, qué figurota exhibes!
libro_ibarra
Pero es sobre todo, cuando leo y entiendo sobre el noble arte de la imprenta cuando me pongo especialmente ñoño, pero es que no es para menos. Escuchen, les voy a leer la dedicatoria del Mecanismo del Arte de la Imprenta de 1811. Dice así: A D. María Íñiguez e Ibarra, nieta de D. Joaquín Ibarra, Impresor de Cámara de Carlos III: Señora, faltaría a las leyes de la gratitud y reconocimiento si al frente de esta obra no pusiera el nombre de vmd. como nieta de mi maestro a quien tengo grabado en mi corazón por lo mucho que me estimó y los favores que le debí (…) con lo cual pude mantener mi casa y famillia hasta que la Providencia me condujo a esta imprenta real donde me ofrezco gustoso a sus órdenes. Firmado: Juan Joséf Sigüenza y Vera.

Como pueden ver, me llena de orgullo, y de gratitud, entender mi trabajo de alguna manera conectado con tanta nobleza de formas y de fondo, anque ya sólo nos queden retazos de palabras para ejercitar la memoria.

Oyer Corazón para Radio5 todo Noticias.
Emitida el 17 de julio de 2009

Un Comentario

  1. No conocía “Jovencillo emponzoñado de whisky, qué figurota exhibes!” Es genial!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: