Cómo hacer un Logotipo… ¿El gusto es mio?

Hay una frase que tememos los diseñadores gráficos más que a Darth Vader, y ésta es “¿y si no me gusta?”. El gusto parece ser una parte importante de nuestro trabajo, y además se nos asume uno muy desarrollado y yo me pregunto ¿el gusto es mio?

La semana pasada amenacé con meterme en un buen berenjenal, y aquí estoy, bien dispuesto. Hablé de lo que pasa cuando una PYME contrata a un diseñador un logotipo y todo va bien… y hoy voy a contarles qué pasa cuando las cosas se tuercen. Porque, efectivamente ocurre, que un cliente te dice “¿y si no me gusta?”… y en realidad está preguntando ¿porqué tengo que fiarme de ti?… teme que le puedas timar, esa es la primera y nada desdeñable… teme que le vendas algo que él no necesita… teme a veces incluso que el diseñador no le entienda, que el diseñador sea un tipo endiosado… y tiene toda la razón en sus temores; no porque sean ciertos, no sean malpensados, sino porque poco hemos hecho los diseñadores para ganarnos su confianza. No tenemos editadas unas tarifas básicas, a veces le hablamos con palabras incomprensibles, innumerables veces le miramos con cara de decir: yo te voy a decir cuál es tu problema… y claro, así no se puede ir por la vida.

Una PYME que contrata por primera vez a un diseñador no sabe qué es lo que realmente ofrecemos ¿un logotipo? No, eso es el final de lo que ofrecemos, hasta que llegamos al logo le estamos ofreciendo sistemas profesionales de gestionar su comunicación. Pero ¿y si no me gusta? vuelve a aparecer esta vocecita en mi cabeza. Mira, vocecita, como te estaba contando, cuando llegamos al logotipo ya me he ido ganando la confianza del cliente, demostrándole que un diseñador es un profesional que sabe de comunicación, y que pone sus conocimientos y sus mejores capacidades a su servicio… ya, sí pero ¿y si?… vocecita, vocecita, que te veo pelín tensa, relájate un poco. Puedo asegurarte que ante un buen profesional del diseño, esa duda es inexistente, para llegar al logotipo final, te iré enseñando caminos gráficos interesantes (es decir, bocetos de logos) que tú irás aprobando o eliminando, y es mi objetivo que te sientas totalmente cómoda con el resultado final, no voy a imponerte ninguna solución que tú no quieras… como mucho te diré: es mi obligación como profesional recomendarte este camino porque por mi experiencia sé que te va a funcionar fenomenal, pero es tu decisión la que vale… Insisto, ¿y si?… Vale, ni lo mentes, lo reconozco, ahora sí que me he metido yo solito (y esta vocecita) en un buen berenjenal: misión cumplida.

Columna emitida el 3 de marzo de 2010

Si quieres OIR ESTA COLUMNA sobre Gustos y Logotipos, pincha aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: