Diseñar sin dibujar

No deja de asombrarme cómo se asombra todo el mundo cuando digo que no sé dibujar. Ocurre especialmente cuando soy invitado a dar una charla sobre mi trabajo como diseñador gráfico; al intentar explicar qué es lo que hago muchas veces digo que mis herramientas de trabajo son la Pantonera y el María Moliner.

La Pantonera es la carta de colores que manejamos los diseñadores, hasta ahí todo normal, y el María Moliner es el diccionario de uso básico del castellano… versus el de la Real Academia, el Moliner dá los usos de las palabras, además de su definición, claro. Y créanme que cuando digo que no sé dibujar es que realmente no sé, osea que dibujo como un niño de ocho años. Esta es la prueba viviente de que en mi trabajo lo importante son las capacidades de comunicar, y no la destreza manual; es decir que se nos contrata para que pensemos, no para que dibujemos o hagamos algo bonito. Yo he estudiado Ciencias de la comunicación, sobre todo. Luego claro que he estudiado historia, teoría y aplicación del diseño, pero siempre enfocado a comunicar, que ese es mi trabajo. Muchas veces defino mi trabajo como “ordenar información” porque en el fondo, en el fondo, se trata de cómo dirigir la mirada del espectador.

Se trata de llamar la atención, y conseguirlo en un entorno saturado de ruido visual. Así que ¿cómo llamar la atención? Bueno, gritando, con colores fluorescentes y con flashes amarillos se consigue, pero puede ser contraproducente si se trata de un producto o servicio de alta gama, por ejemplo. Así pues, se trata de llamar la atención, pero no a cualquier precio, sino con determinadas cualidades; se pretende ser elegante, o simpático, o dar una apariencia de profesionalidad. Y ahí el diseñador se dedica a buscar argumentos visuales que justifiquen su elección, para lo cual yo personalmente utilizo el María Moliner como fuente de inspiración.

Dibujar es necesario para un ilustrador, y hay muy buenos ilustradores que además son muy buenos diseñadores, y viceversa… pero desde luego no significa que para ser diseñador haga falta saber dibujar, ni quiere decir que por saber dibujar uno va a ser un buen diseñador. Muchos chicos jóvenes empiezan a estudiar diseño porque “tienen buena mano dibujando”, y es genial desde luego saber dibujar. Pero entran en una profesión apasionante que tiene mucho más que ver con comunicar que con ninguna otra cosa.

Oyer Corazón para Radio 5 Todo Noticias

Si quieres OIR ESTA COLUMNA sobre No saber dibujar, pincha aquí

Links interesantes:

Pantone y todo su mundo de luz y de coloooor. Pantoneras desde luego, pero también camisetas, camisetas, camisetas… pero qué camisetas, ah, y bolsas (visto en lovecolors.net, gracias a Criterion)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: