A RELAXING BROKEN LANCE

Efectivamente, lo primero es romper una lanza a favor de Ana Botella y su dominio del inglés. Es muy fácil reírse de ello, desbordarnos de relaxing cups, memes, apropiaciones, camisetas…  Muy, muy divertido, es cierto, peeeeeero

Pero es injusto. Ana Botella habla mal inglés y tiene un acento espantoso. Por otro lado, Botín habla bien ingles y también tiene un acento espantoso. Así como muchísimos, muchísimos españoles de esas generaciones, y muchos, muchos españoles de generaciones super jóvenes. Es una cuestión generalizada, la de nuestro acento a la hora de hablar inglés, pero no es un problema real. Yo he estudiado en Boston, y he tenido profesores, que hablaban con acentos todavía mas lamentables. Recuerdo especialmente a Miss Tink, profesora japonesa de Macroeconomía que debe su apodo a su particular forma de llamarnos a pensar; y que me costó hora y media descifrar. Por no mencionar a cualquier taxista pakistaní en Nueva York; personas que viven y desarrollan su profesión en los EEUU con acentos dignos de Borat. Entienden y se hacen entender, si son muy exagerados provocan sonrisas, pero son aceptados. Tengo también amigos franceses, belgas, ingleses… que llevan mas de diez años en Madrid y cuyo acento español es claro y patente, y lo consideramos exótico antes que paleto. Si quieres la prueba de fuego, youtube de Sofia Vergara, Gloria, en Modern Family V.O.

La Capital del Reino de la Miedocridad

Lo que sí me avergüenza profundamente ha sido la candidatura madrileña a los Juegos Olímpicos. Soy diseñador e incapaz de comprender el posicionamiento gráfico y estratégico de Madrid. Esto sí ha sido un despropósito tras otro, donde es patente y desconsolador la nula importancia que el Diseño ha tenido para Ayuntamiento, Comunidad y Comité Olímpico. Lo que podía ser una forma de generar vínculos y revalorizar la ciudad se ha convertido en un absurdo de logos inviables, aproximaciones low-cost (sic!!) y populismo barato (valga la rebuznancia). Veo con preocupación cómo reina la miedocridad; nadie, desde las instituciones o poderes públicos, se atreve a asumir riesgo alguno (paradójicamente es justo lo más peligroso que puedes hacer), nadie se define ni toma decisiones valientes. Y esto es para la Capital, pero antes de que alrededor os frotéis las manos, os recuerdo que hablo del Reino de la Miedocridad. Y, claro, en el reino de los ciegos… Y, claro, hablando de JJOO… Sip, Barcelona 92 es justo lo que estaba pensando. No puedo ni imaginarme a quien quiera que fuese que tenía que aprobar y vender internamente el Cobi de Mariscal; seguro que tuvo que enfrentarse con caras de escepticismo, cuando no de destructiva crítica y puñetazos en la mesa, por haber encargado esa mascota olímpica-marciana. Lo digo con todo el cariño y admiración posibles, considero que Mariscal es un profesional como la copa de un pino y Cobi uno de sus trabajos más impecables. Pero, de verdad, imaginaros la cara de quien tuviese que convencer a los políticos de que ese gato atropellao iba a poner a Barcelona en el mapa del diseño (como hizo). Esa persona tuvo agallas, visión y respeto por nuestra profesión; hoy en día ese escenario es imposible en Madrid y creo que en casi todo el país.

Resulta triste, gris, que todavía seamos los diseñadores tan invisibles para las instituciones; es increíble que no sepan sacarnos todo el partido del que somos capaces. Es imperdonable que los poderes públicos no sepan que un buen sistema de señalización peatonal mejoraría la ciudad e incluso las arcas del ayuntamiento (di una charla sobre esto que puedes ver en 04×10.com). Es imperdonable que no estén promoviendo el diseño para que todos seamos más competitivos, para ser mejores. Ni a nivel local, ni nacional se dan mensajes como hace el Design Council (sociedad estatal británica, su claim: We champion great design). Ni de lejos (sigh).

Madrid está dejando de ser una ciudad moderna y no tiene nada que ver con la crisis ni con el acento de Ana Botella. Esa lanza que rompo al principio se la rompería en la cabeza de las instituciones que nos lideran por su falta de cultura, visión y agallas. Eso es lo que nos está convirtiendo en el reino de la miedocridad.

Mas datos:

La decadencia de Madrid en El País de anteayer.

Un Comentario

  1. Yo estaría más que dispuesto a que se pagase de mis impuestos un profesor de inglés y un traductor simultáneo para nuestros políticos, siempre que lo necesitasen. Pero creo que hay que tomarse el trabajo muy poco en serio para hacer una declaración tan formalmente ridícula como la de Ana Botella sin haber ensayado delante del espejo hasta no sonar ridícula o simplemente poner un traductor al lado; o para literalmente quitarse los auriculares con el traductor simultáneo cuando en la rueda de prensa le hacen preguntas en un idioma que no entiende y luego responder cosas que no tienen nada que ver con la pregunta inicial (¡!). Y creo que esa falta de seriedad puede provocar muchas reacciones y reírse de ella es probablemente la menos dañina de todas.

    Una vez establecido este punto, y aunque deberíamos, desgraciadamente no creo que podamos esperar que se preocupen por el diseño. Ni por ninguna otra cosa. Francamente.

    (Todo lo demás, lo suscribo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: