Socios por un dia y los 16 años

Tuve 16 años en 1987 (omg); qué recuerdos, qué música, vaya mundo el Madrid de esos años, para descubrirlo y descubrirse a uno mismo. El Programa Socios por Un Día, de la Fundación Junior Achievement me ha devuelto muchos de esos recuerdos. Participé el noviembre pasado, y el Programa propone que un estudiante de 16 años te acompañe durante un día en tus quehaceres profesionales; se apuntan a través de la Fundación, especifican sus áreas de interés (en este caso el Diseño), tú recibes esa información y eliges a tu Socio por un Día.

Lo he hecho ya dos años seguidos y la experiencia me parece de quitarse el sombrero. Las dos Socias que he tenido han acudido a mis reuniones, han visto cómo trabajo y han sido mi sombra durante un día; tener la oportunidad con esa edad de ver cómo es el trabajo real de un profesional me parece un sistema tan sencillo como eficaz de despejar dudas. Es perfecto para tomar decisiones, ni siquiera importa si deciden que quieren ser diseñadoras o si no. Es tener lo que yo llamo un Principio de Realidad. A lo largo de mi vida siempre me ha sorprendido la idealización que los propios estudiantes de diseño tienen de nuestra profesión. Recuerdo que cuando nos visitaban en el Estudio de Alberto Corazón, esperaban ver musas flotando en el aire; entraban como en un santuario, boquiabiertos y con la mirada nublada de emoción. Creían entrar en un lugar mágico, y a mi me tocaba explicarles que en realidad es un lugar de trabajo. Esa experiencia es la que considero valiosísima tener con 16 años, saber que sea lo que sea a lo que te dedicarás, no depende de la magia sino de las horas que le dediques. Horas de trabajo, horas de estudio, horas de reuniones con clientes, con proveedores, con aliados. Espero que ese aprendizaje es lo que se lleven los más de 4.000 alumnos que desde 2001 han participado en el Programa.

Y luego está lo que nos llevamos los Voluntarios Profesionales. Yo personalmente, conectar con mis 16 años. Unos años en los que, mirando ahora hacia atrás, acabé de conformarme como persona. En su momento ni me di cuenta, francamente estaba a por uvas. No tenía NADA claro, es decir, nada. Pero de formas más o menos casuales, fui tomando decisiones. El luminoso día-día, frente a la angustia por el futuro. La angustia, las dudas, la incertidumbre, el miedo… lo recuerdo bastante bien y cualquiera que ahora tiene esa edad tiene toda mi empatía.

Lo hago también por la Profesión y desde aquí llamo a todos mis colegas a que se apunten a la edición de 2015. Inscríbete aquí (diseñador o de la profesión que seas). Explicando lo que hacemos conseguiremos ser mejor entendidos.

Y acabaría diciendo que lo hago por ellas, Ana y Mar (mis Socias por un Día de 2013 y 2014)… pero sinceramente creo que en realidad lo hago por mi, por volver a conectar con esa angustia, esas dudas, esa incertidumbre y ese miedo que tenía con 16 años. Todos esos males nos acompañan de por vida, es cierto que no tan fuertemente como con esa edad, pero nunca desaparecen del todo. Y, aunque no lo parezca, viene bien recordarlo.

Por todo ello, gracias chicas.

P.S. Ah, y, aunque no lo hagas por ello, puede que salgas en la tele! Noticias Cuatro nos acompañó a Ana y a mi en nuestro Día. Puedes ver el reportaje (dos minutos en total de los cuales un minuto nos lo dedican a nosotros) en el minuto 32’30” (-17’30”) del informativo. Pincha aquí.

Captura de pantalla 2015-02-03 a la(s) 06.29.02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: